John Lanchester: “Huy. Por qué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar”

Todo parece ir muy bien. Todo parece ir muy bien en todo el mundo de la economía. Hay zonas del planeta Tierra, en la costa española mismo, en las que el que no se hace rico de la noche a la mañana parece marciano. Pero de pronto ocurre como si a un coche a toda velocidad se le metiera marcha atrás: la crisis financiera a partir de 2007.

John Lanchester: ¡Huy! Por qué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar. Barcelona, Anagrama, 2010.

El punto de partida de Lanchester es este:

En 2000, el producto interior bruto mundial -la suma de toda la actividad económica del planeta- era de 36 billones de dólares. A finales de 2006, era de 70 billones de dólares.

John Lanchester

En quince años, la clase media de India, expresión que entiendo en su amplio significado de sector de la población que ha escapado de la pobreza, pasó de 147 a 264 millones de personas; la de China lo hizo de 174 a 806 millones, probablemente el mayor logro económico de todo el mundo y de todos los tiempos. La renta per cápita en China creció un 6,6 por ciento anual entre 1978 y 2004, cuatro veces más rápido que el promedio mundial.

John Lanchester

Pero estalla la burbuja:

“Y entonces fue como si un día la economía global hubiera decidido que, puesto que marchaba a toda velocidad, no habría mejor momento que ese para intentar meter la marcha atrás. El resultado…, bueno, lo que a la mayoría de la gente le parecía un claro cielo azul, un cielo azul más despejado que nunca, terminó siendo un colosal desastre. Esto dejó a una inmensa cantidad de gente haciéndose una pregunta muy simple: ¿qué pasó?”

John Lanchester: ¡Huy!
John Lanchester: ¡Huy! Por qué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar. Anagrama, Barcelona, 2010.

¿Qué pasó?

La negligencia de los gobiernos de todo el mundo, que no se prepararon para la gran revelación del otoño de 2008, era entonces y sigue siendo hoy asombrosa. Ésta es la primera razón que me impulsó a escribir este libro: el extraordinario interés de lo que ocurrió.

John Lanchester

Destaca el papel que tuvieron en la crisis los cálculos demencialmente equivocados que los matemáticos financieros, conocidos como quants, realizaron acerca del riego, concepto clave del libro.

John Lanchester

Otro factor primordial de la crisis fue la dejación de la fundamental función reguladora y de control por parte de las instituciones oficiales que representan los intereses de los contribuyentes, quienes serán los que pagarán la factura del desastre.

John Lanchester

Sacando conclusiones

Mucha gente brillante y culta no tiene ni idea de los elementos básicos de la economía, de lo que quienes pertenecen al mundo de las finanzas consideran hechos primordiales del funcionamiento del mundo.

John Lanchester

…(no hay ninguna duda, por ejemplo, de que un lector común que desee adquirir una formación científica básica, lo tiene hoy más fácil que en cualquier otro momento de la historia). Me parece que es mucho mayor el abismo que existe entre el mundo de las finanzas y el del público en general, y que es necesario estrechar ese abismo, si no se quiere que los miembros de la industria financiera lleguen a convertirse en una especie de sacerdotes que administran sus propios misterios y a los que el resto de la humanidad teme y odia.

John Lanchester

Una de las ironías más extrañas de esta historia es que, tras décadas en que la ideología del mundo occidental fue personal y económicamente individualista, nos hemos encontrado de golpe con una crisis que muestra con el máximo rigor que, nos guste o no…, en esto estamos todos juntos. Las consecuencias de la crisis dominarán la economía y la política de nuestras sociedades durante por lo menos una década. Es importante que tratemos de comprenderla y empecemos a pensar en el futuro inmediato.

John Lanchester

Finalmente, encontramos la apelación económica y ética a la idea de respetar el concepto de “suficiente” y de tomar conciencia de poner los límites al afán de posesión con el fin de construir una economía sostenible y satisfactoria para la humanidad en su conjunto.

John Lanchester

Índice del libro

Introducción

La importancia del cajero automático

Ciencia espacial

Boom y bancarrota

Que entren los genios

El error

Olores sospechosos

La factura

Agradecimientos

Fuentes

Notas

Índice analítico

John Lanchester: ¡Huy! Por qué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar. Anagrama, Barcelona, 2010. (Título de la edición original: John Lanchester: Whoops! Why Everyone Owes Everyone and No One Can Pay. Allen Lane. Londres, 2010.)

Deja un comentario