John Lanchester: “Cómo hablar de dinero”

La brecha entre los que entienden de economía y de dinero y el común de los ciudadanos es enorme. Parte de esa brecha se abre intencionadamente, con secretismo y confusión. En “Cómo hablar de dinero”, John Lanchester ofrece recursos para defendernos ante crisis financieras como la de 2007.

“En lo tocante a la economía, los gobiernos se parecen al coronel de la marina al que Jack Nicholson da vida en Algunos hombres buenos: “¿Quiere la verdad? ¡Usted no sabría qué hacer con la verdad!”, recuerda John Lanchester en Cómo hablar de dinero. Lo que dice la gente de finanzas… y lo que de verdad quiere decir. Anagrama. Barcelona, 2015.

Parece una experiencia universal: los gobiernos suponen que sus súbditos no son fiables a la hora de enfrentarse a los hechos y a la hora de manejar realidades incómodas sobre el modo como funciona el mundo. Las instituciones con frecuencia optan por el camino equivocado: no aplicar más transparencia y más esfuerzo pedagógico.

John Lanchester: "Cómo hablar de dinero"

Lanchester apunta que cuando las corrientes económicas que atraviesan nuestra vida son templadas y benignas, es fácil no pensar en ellas, “del mismo modo que es fácil no pensar en una corriente que desciende suavemente hacia nosotros por un río; y más o menos eso fue lo que todos hicimos, sin ser conscientes, hasta 2008”. Advierte:

“La brecha que se abre entre nosotros y la gente que entiende de economía y de dinero es enorme. Parte de esa brecha se abrió intencionadamente, recurriendo para ello al secretismo y a la confusión.”

El autor británico propone salvar la dificultad de la que habla, “tanto a nivel macroeconómico, para así ser capaces de tomar decisiones democráticas contando con la información necesaria, como en el plano microeconómico, es decir, en lo relativo a las decisiones que tomamos”. Por eso ha escrito este libro.

En su opinión, si la brecha existe se debe, en gran parte, a “un motivo casi vergonzosamente simple; léase: el no saber de qué habla la gente de finanzas.”

“Así como C. P. Snow dijo que todo el mundo debería conocer la segunda ley de la termodinámica (el calor no puede pasar de más frío a más caliente), todo el mundo debería saber qué son las tasas de interés y por qué son importantes, y también qué es el monetarismo, el producto interior bruto (PIB) y la curva de rendimientos invertida (y por qué da miedo)”.

John Lanchester

Manual de autodefensa

Con este libro, pues, Lanchester ofrece las herramientas para que al oír las noticias de economía o leer las páginas de finanzas se sepa de qué se habla.

“Los detalles de las finanzas modernas suelen ser complicados, pero los principios subyacentes no lo son; es mi deseo que, al acabar este libro, el lector se sienta mucho más seguro de la idea que tiene sobre esos principios.”

John Lanchester

El libro consta de estos capítulos:

  • Introducción.
  • El lenguaje del dinero.
  • Glosario del dinero (términos, instituciones y personajes). (El resultado de este capítulo es un heterodoxo y ameno diccionario para entender los secretos de la economía. Logra un equilibrio: ni demasiado técnico ni demasiado simplista).
  • Conclusiones.
  • Notas, otras lecturas, algunas sugerencias para recorrer el glosario, agradecimientos.

Como periodista, novelista y gran escritor que es, Lanchester, irónico y sagaz, ha sabido aplicar todas sus habilidades para explicarnos por qué bajo la apariencia de impecable funcionamiento, la economía del último cuarto del siglo XX se convirtió en algo muy parecido a un casino manejado por tahúres y se acabó así mandando al paro a miles de personas.

Deja un comentario